Aislamientos contra incendios


Las soluciones de protección contra incendios ralentizarán la propagación de las llamadas, contendrán el fuego y evitarán que el incendio se extienda. La lana de roca es un aislamiento robusto que hará que los edificios sean más resistentes contra el fuego porque sus fibras son no- combustibles y pueden resistir altas temperaturas de hasta 1.000º grados.

Aislamientos contra Incendios en Madrid

¿Es importante que un edificio tenga un buen aislamiento contra incendios?

Definitivamente, sí.

El ritmo de la ciudad es cada vez más rápido y, la construcción, trata de estar a la altura de la evolución urbanita. Se construyen edificios rápidamente y con poco espacio entre ellos. Lo que favorece la posibilidad de ciertos riesgos como puede ser la existencia de determinados materiales combustibles usados durante la construcción. En caso de que un edificio se viese perjudicado por las llamas, los que estuviesen próximos a él, empezarían a arder en poco tiempo.

Con la implantación de la nueva normativa de la Energy Performance Building Directives – Directiva de eficiencia energética en edificios-, los proyectos de construcción y de rehabilitación están obligados a cumplir con medidas de aislamiento contra incendios. Estas medidas han sido tomadas para la protección de los ciudadanos.

Además, estas obligaciones permitirían un ahorro económico en el bolsillo de todo el mundo. Ya que, los costes de una reparación de mobiliario o de un inmueble por incendio son muy elevados.

¿Cómo se instalan los productos aislantes contra el fuego?

Tanto en una obra nueva como en un proyecto de rehabilitación, los procesos a seguir serán los mimos:

  • Tener en cuenta el espacio del que se dispone. Será importante medir correctamente el espacio para concretar cuál sería la ocupación del producto aislante.
  • Asegurarse de que no exista un material instalado previamente en caso de que se vaya a hacer una rehabilitación. Hay que evitar el comprimir el aislante que pudiese existir anteriormente y retirarlo por completo antes de la nueva instalación.
  • Calcular el producto que se va a necesitar. Así no habrá coste extra y se invertirá aquello que sea estrictamente necesario.

La lana de roca aislante contra los incendios

Los incendios pueden propagarse rápidamente a través de las instalaciones de cualquier edificio, transfiriendo el fuego a otras habitaciones o incluso entre edificios que estén construidos a corta distancia. Según los expertos, solo se necesitan 3 minutos para que un incendio se encienda y se propague. La lana de roca es un material incombustible que limita el riesgo de propagación del fuego y proporciona tiempo extra, lo cual es esencial para las operaciones de escape y rescate.

Debido a que es un material no combustible, la lana de roca limita el riesgo de propagación del fuego y brinda el tiempo adicional necesario para mantenerse seguro y facilitar los esfuerzos de extinción de incendios en una emergencia.

La importancia de la pintura como aislante para evitar incendios

Existen en el mercado pinturas especiales que se utilizan para proteger del fuego las superficies de un hogar o edificio al completo. Se utilizan comúnmente en vigas y columnas de acero. Hay de varios tipos:

Pinturas ignífugas: Las propiedades ignífugas se refieren a las propiedades que no promueven la propagación de las llamas o la difusión del humo de la combustión.
Pinturas intumescentes: Intumescentes se refiere a la capacidad de estos recubrimientos para expandirse debido al calor hasta el punto de que la espuma producida por la reacción puede aislar la superficie. Protege la estructura portante de un edificio de un posible incendio en el que se pueden alcanzar temperaturas de colapso en un tiempo estimado, en función del espesor de la pintura aplicada.

¿Quieres conocer más sobre nuestro servicio de aislamiento contra incendios?

Contacta con nosotros y nuestro equipo te informará de todo lo relativo a los productos aislantes contra el fuego.